Real Decreto que restringe la publicidad de las casas de apuestas
4 noviembre 2020

Cómo nos afecta el Real Decreto que regula las Apuestas Deportivas

Por TipsterTrust
+2

La noticia de la rueda de prensa de Alberto Garzón y la posterior publicación de un nuevo Boletín oficial del Estado (958/2020, 3 de noviembre) en referencia a las apuestas deportivas sorprendía en el día de ayer a toda la comunidad de apostadores y tipsters de España.

En el presente artículo vamos a repasar las claves más importantes de esta nueva legislación, como afecta a apostadores, a casas de apuestas y a tipsters.



¿Cuál es el objetivo por parte del gobierno con este nuevo tratado?

Según Garzón, en los últimos años se ha generado una alarma social debido al aumento de los jugadores (principalmente recreacionales) que invierten su dinero en apuestas deportivas. Por lo tanto, desde el punto de vista de la política, se ve necesario poner sobre la mesa una serie de medidas para corresponder con las evidencias científicas y la alarma social planteada.

El ministro de consumo también se excusa en los datos que le proporcionan estudios médicos y periodísticos los cuales evidencian, una clara correlación entre la extensión de las apuestas y los juegos de azar entre la población y el aumento de las consecuencias – en ocasiones dramáticas – que proporciona este aumento del juego.

Hace también un especial hincapié en la gran parte de la población afectada, los jóvenes, condenando el juego compulsivo y recordando las nefastas consecuencias (económicas y de salud) que afectan tanto a ellos como a sus familias.

Por lo tanto, y citando a Garzón, el objetivo del decreto es “Proteger la salud pública, y al mismo tiempo proteger a los colectivos más vulnerables, entre ellos, naturalmente, las personas menores de edad, jóvenes y las personas que tienen determinadas conductas patológicas que se pueden llevar a cabo y desplegar como consecuencia de un uso intensivo de estas actividades”

¿Qué medidas recoge el nuevo decreto?

Las medidas que propone el gobierno de Coalición Podemos-PSOE en relación a la regulación del juego se basan principalmente en 2-3 pilares:

  • El pilar más importante, y donde parece que el gobierno ha realizado mayor hincapié es en la publicidad directa del juego.

En los últimos años, las inversiones en publicidad se han disparado de forma extraordinaria inundando la vida cotidiana, y por lo tanto el aumento de los usuarios (tratando este aumento como algo negativo) ha sido una de las motivaciones que han llevado al gobierno a querer regular dicha publicidad.



Vivimos hasta este momento en una suerte de ley de la selva, cualquier operador de juego puede publicar cualquier tipo de mensaje con cualquier tipo de contenido en cualquier soporte publicitario y a cualquier hora. Se propone por lo tanto un régimen estricto para la publicidad que, en palabras del ministro,  “avanza y pone a nuestro país en la vanguardia de la salud pública en este campo”.

La enumeración de las medidas respecto a la publicidad más importantes son:

  1. Se prohíbe todo anuncio de juegos de apuestas en televisiones y radios exceptuando el horario de 1 a 5 de la madrugada. Aún así, los mensajes que se emitan estarán restringidos evitando que se incite a la impulsividad.

Diremos por lo tanto adiós a los anuncios en televisión, en banners publicitarios en cualquier evento deportivo. Nos despediremos también de la publicidad online (webs, redes sociales y prensa online)

  • Se prohíbe que personajes de influencia mediática (famosos) formen parte de cualquier campaña publicitaria en relación con las apuestas deportivas y los juegos de azar. Se presupone que su influencia (principalmente en menores) es perjudicial y está íntimamente conectada con el consumo del juego.
  • Queda también suspendida toda actuación de patrocinio por parte de las empresas operadoras de apuestas en actividades y eventos deportivos, siendo este patrocinio hasta ahora parte fundamental del sustento de estos equipos/eventos.

Dejando de lado la publicidad directa, existen otros tipos de medidas que afectan de forma más directa a los apostantes y a los tipsters, serían las siguientes:

  1. Prohibición de los bonos de apuestas de bienvenida/captación.

Estos son considerados por el gobierno como una “golosa atracción” hacia las casas de apuestas, incitando a jugadores incluso “en una situación de necesidad” y provocando en ellos posteriormente efectos nocivos en su salud.

  • Obligación a los tipsters de presentar los resultados de sus apuestas.

Esta es probablemente una de las medidas que más controversia ha generado dentro del sector, debido principalmente a la aparente desinformación por parte de los legisladores del actual mundo de los tipsters, las verificaciones y los procesos de profesionalización de los pronosticadores y las empresas de pronosticadores actuales.

Opinión sobre el Real Decreto y análisis en detalle

Hago un inciso para aportar mi opinión sobre las medidas que nos atañen, e invitaros a reflexionar sobre su aplicación y hasta qué punto puede ser positivo o negativo.



Medidas aprobadas en el Real Decreto que nos afectan

Una de las medidas en cuestión es la “Obligación de todos los Tipsters de publicar todos los resultados de sus apuestas”, es decir, están obligados por ley a marcar correctamente las apuestas finalizadas (acertadas o falladas) y mostrar sus resultados finales. Ahora, la pregunta importante es “¿Dónde?” y “¿Bajo qué criterio?”. No es lo mismo un Excel, un canal de Telegram, o una plataforma de verificación independiente. Así mismo tampoco es lo mismo marcar indistintamente pronósticos acertados y fallados, que hacer hincapié únicamente en los acertados. Por no olvidarnos de que si Betsfy y TipsterChat son aprobadas como plataformas independientes, tendremos el mismo problema. Y no dudo en que conseguirán la licencia correspondiente.
Además de esta medida, existe otra también aprobada que prohíbe anunciar bonificaciones o hacer publicidad de dichas casas, lo cual perjudica gravemente a los Tipsters que viven de eso mismo, es decir, a los “comerciales de casas de apuestas”, que mayoritariamente son la lacra de este sector. A mi parecer una de las medidas más acertadas y que más se venía necesitando.
Y finalmente, el Artículo 10, sobre el principio del juego seguro.

Artículo 10. Principio de juego seguro.

  1. Se consideran contrarias al principio de juego seguro y quedan prohibidas, en particular, las comunicaciones comerciales que:
    a) Inciten a la práctica irreflexiva o compulsiva del juego, o bien presenten los anteriores patrones de juego como prácticas estimulantes o atractivas.
    […]
    h) Presenten o asimilen la actividad de juego como una actividad económica o de inversión financiera, o una alternativa al empleo, o una forma de recuperar las pérdidas
    económicas de cualquier tipo.
  2. Las comunicaciones comerciales deberán incluir un mensaje relativo a jugar con responsabilidad, tipo «si juegas, juega con responsabilidad», «jugar sin control puede tener consecuencias perjudiciales a nivel psicosocial» o similar, de conformidad con una
    de las siguientes opciones:

    a) En caso de que se transmita de forma gráfica, el mensaje será claramente visible en toda la comunicación comercial o, en su defecto, deberá ocupar toda la imagen, al menos durante dos segundos al término de la comunicación comercial.
    b) Si el mensaje se transmite de manera oral, este deberá aparecer siempre a la finalización de la comunicación comercial, como mínimo durante dos segundos.

Es decir, que ni los Tipsters ni las casas de apuestas pueden promocionar el juego como una actividad económica ni hacer alusión de que uno puede ganarse la vida con ellas. Lo cual es también una buena noticia entre toda esta avalancha de propuestas. Todo ello es una protección del apostador novato. Habría que ver a Tipsters como “El rey del balonmano” diciendo “STAKE 10000 MAX ALL IN” y después del mismo, otro mensaje “Juega con responsabilidad”.

A las dos horas de escribir el post:



¿Cómo se debería haberse aplicado?

Sencillo para alguien que conoce el sector a fondo. La medida en contra de la publicidad me parece acertada, así que en ese aspecto no habría que cambiar nada. Sin embargo, en referencia a los Tipsters, a los apostadores profesionales y a los sistemas de verificación se debería haber aplicado de una forma muy diferente.
En primer lugar hacer un estudio en detalle de las diferentes plataformas de verificación que existen, y de la cantidad de información que aportan sobre el servicio de cada profesional. A partir de ahí exigir unos mínimos que te permitan comprobar si dicho pronosticador está “haciendo trampas” o trabajando honestamente. Y finalmente obligar a todos los Tipsters, por ley, a verificar sus pronósticos en las mismas.
Luego de esto, el que no cumpla dichas verificaciones, o la plataforma que no traje correctamente, debería ser amonestada, de modo que todas ellas trabajarían más a fondo en evitar que nadie falsifique un perfil profesional como lo es el de un Tipster.



Conclusión

Como conclusión y centrándonos en lo que nos afecta tanto a apostadores profesionales como Tipsters profesionales, hay un cambio significativo a mejor y un ligero cambio a peor. Aunque este Real Decreto trae muchas reformas positivas, como complicar el trabajo de aquellos Tipsters que se aprovechan del desconocimiento de nuevos usuarios, también trae reformas negativas como lo son las que hemos mencionado anteriormente. Además, en referencia a los Tipsters, hay un problema añadido, el sistema de verificación, que a pesar de que aún o está claro, si comenten errores eligiendo las plataformas de verificación aprobadas, puede ser aún mayor. Y no podemos olvidarnos de la posibilidad de que, al incorporarse menos jugadores a través de la publicidad, donde la mayoría son perdedores, las casas de apuestas centren sus esfuerzos en evitar los beneficios de los apostadores ganadores.